Menu
A+ A A-

Gr-86 Somaén - Sagides - Urex - Layna

Panorama camino de Urex de Medinaceli

icono GR-86  Por Tierra de Berlanga y Medinaceli

Somaén / Sagides / Urex / Layna, por tierras del río Blanco


  • Somaén-Sagides-Urex-Layna
  • icono
  • icono rutas-datos• Tiempo estimado: 5 horas
  • icono rutas-datos• Recorrido: 9,4 km
  • icono rutas-datos• Dificultad: Difícil
  • icono rutas-datos• Bicicleta: 45%
  • icono rutas-datos• Época del año: todo el año
  •   
  •   
  • Lugares de interés   Mapa itinerario   Comer y Dormir
  •   
Etapa complicada en la orientación y en el esfuerzo físico requerido. Gran parte del primer tramo entre Somaén y Sagides transcurre fuera de caminos lo que la hace más complicada. Incluye una primera ascensión por un valle exigente y sin camino mediada la ascensión. Casi tres horas separan estas dos localidades, luego el recorrido se hace más cómodo y llano siendo el último tramo entre Urex y Layna el mismo que atraviesa la etapa 8ª. Dificultad alta.

descarga

sombra

Lugares de interés


Calle de Somaén Rincón de Sagides Urex de Medinaceli

subir_1

 

Ruta Somaén / Sagides / Urex / Layna


D15 Somaen-Sagides urex-Layna

descarga

 

La salida de Somaén se produce por la llamada calle de Soledad en dirección a Zaragoza por un camino que pasa por delante de una ermita y que se empareja con la vía del tren. La cruzaremos más adelante por un paso a nivel señalizado, un poco antes de que lo haga el río Jalón.

Seguimos el camino evitando las primeras salidas que se producen por la derecha hasta que las señales nos manden hacía un valle que se abre también a la derecha. El camino recto lleva a Santa María de Huerta y pertenece a la ruta de Cid.  Empezamos la ascensión del valle, que se convierte en bosque por el camino principal que algo más arriba hace un giro de ciento ochenta grados. Seguimos rectos para entrar en una vegetación cada vez más densa.

Es ascenso largo y constante por lo que habrá que tomarlo con tranquilidad para no desgastar demasiadas fuerzas. Se abre el valle por la derecha pero seguiremos rectos hasta ver como el camino termina ante una cerca de piedra. Tiene dos posibles pasos, uno a cada lado, nosotros optaremos por el de la derecha, junto a una cabaña en ruinas. Aquí desaparece el camino pero mantendremos el ascenso, fácil gracias a la abundante señalización. Una nueva valla, esta de alambre, corta el camino. La atravesaremos, hay algo de espacio por debajo para seguir el ascenso pero solo unos metros más.

Las señales nos mandarán hacer un giro de noventa grados hacia la izquierda para atacar de frente la pendiente. Unos cien metros más arriba cruza una senda en diagonal, casi inapreciable que seguiremos por la derecha para seguir subiendo. Nuevo giro a la izquierda manteniendo el ascenso. En la parte más alta nuevo giro, a la izquierda para llegar a la cresta del monte.

Habremos hecho una uve para evitar subir directos hasta un gran pilar blanco de cemento que sirve de vértice geodésico. Tras pasarlo descendemos por la izquierda para superar el valle que se abre ante nosotros. Lo cruzamos en diagonal hacia la derecha evitando atacar la subida de frente para rodearla y hacer la siguiente ascensión en otra diagonal hacia la derecha. La referencia de la vía del AVE nos indica la dirección a seguir. Esta atraviesa por un largo túnel el monte que debemos cruzar. Al inicio del mismo se encuentra nuestro lugar de paso. Antes habremos subido una nueva elevación en diagonal hacia la derecha.

Bordeando la parte alta llegaremos a salvar una pequeña depresión, el camino está marcado por la pared de piedra a la derecha. Unas vallas de alambre a la derecha nos llevan a este paso. Tras las vallas corta un camino. Lo cruzamos y comenzamos un nuevo descenso en diagonal derecha hasta encontrarnos con una carretera de tierra nueva, de las obras del tren, que corta el antiguo trayecto.

Deberemos seguir por la derecha para salvar el gran desnivel que existe con esa calzada. Bajamos por la misma para salir por la izquierda a la misma altura de donde nos encontramos con esta dificultad. Allí nace el camino a la derecha que desciende hasta la parte baja del valle, un giro a la izquierda y pasamos junto a una edificación ganadera para ascender rectos por el camino que sube una nueva cuesta. Giro a la derecha y diagonal que lleva a la parte más elevada.

Allí nuevo encuentro de caminos, nosotros los cruzamos rectos para bajar de frente por la senda que nos lleva a Sagides. Tras cruzar el pueblo a la derecha sale la carretera de tierra nos lleva a algo más de un kilómetro de distancia a un cruce de caminos señalizado, recto hacia Velilla de Medinaceli y a la izquierda el que nos llevará a Urex. Es un amplio camino con valla que delimita la finca que nos queda a la izquierda.

La línea eléctrica y el enterrado gasoducto nos acompañarán un buen rato. No abandonamos el camino hasta llegar a un desvío. El camino gira pero nosotros seguiremos rectos para entrar por una abertura con paredes de piedra de acceso a la finca. Olvidamos la carretera que gira a la izquierda para seguir por otra menos marcada que mantiene la línea recta. Al final de las parcelas de secano aparece una valla que hace las funciones de puerta para salir, tras cruzarla la dejaremos de nuevo cerrada, para seguir la misma dirección a través ahora de un bosque. Pronto aparece otro cruce y de nuevo otra puerta en frente.

Haremos la misma operación para continuar rectos y empezar a descender hacia el valle del río Blanco, donde se encuentra Urex. Es un camino irregular y pedregoso en continua y suave bajada, al llegar al valle un primer puente que gira a la izquierda no será cruzado, sí el segundo, más pequeño, que da entrada al pueblo. Llegamos a Urex de Medinaceli.

Cruzamos el pueblo buscando el giro a la izquierda, a la derecha nace la carretera provincial con destino a Arbujuelo, seguimos recto, manteniendo cerca el cauce del río Blanco, el camino es ancho y transitado por vehículos a motor, llano y ofreciendo un hermoso paisaje. El viaducto del AVE es visible a nuestras espaladas durante un buen rato. Manantiales cruzan el camino, en época húmeda dejan bellas estampas y grandes humedales en el centro del valle. De nuevo nos encontramos con el gasoducto, que ahora cruza nuestro camino y todo el valle justo bajo una línea de alta tensión.

El silencio del campo dejará escuchar los sonidos que producen el transporte de la electricidad. A la izquierda montes cubiertos de roble, hogar propicio para ciervos. No es fácil verlos, más escuchar alguno de sus bramidos. El valle se abre, separándonos del cauce de agua y girando a la derecha donde acometeremos la subida a Layna. El camino discurre entre huertas y pequeñas fincas, corta un camino que tomaremos hacia la derecha para entrar por la parte más alta del pueblo.

Diputación Provincial de Soria. Departamento de Desarrollo Económico y Turismo

 


  • icono
  • Alojamiento más cercano
  • Dormir:
  • Comer:

 


subir_1

 

Free Sitemap Generator