Menu
A+ A A-

Barahona

Barahona. Iglesia de San Miguel Piedra de las brujas Barahona a vista de pájaro

BARAHONA | Soria

A vueltas con las brujas y la figura de la Barona


La historia se mezcla con la leyenda cuando buscamos el origen del nombre de esta villa (que admite las voces de Barahona o Baraona), sobresaliendo el episodio no documentado de María Pérez, la Varona o Barona, que según ciertas versiones se enfrentó y venció al Rey de Aragón, Alfonso I el Batallador. Este episodio ha quedado reflejado en el escudo de la localidad, donde aparece una joven a caballo empuñando una espada.

Pero es la tradición brujeril lo que más caracteriza a Barahona. La relación del pueblo con la brujería está documentada en los diarios de la Santa Inquisición del siglo XVI. Además, varios topónimos avalan la tesis: Campo de Brujas, Confesionario de las Brujas y Pozo Airón. El mismo pueblo acepta la denominación de "Barahona de las Brujas".

subir_1

separador sombra

  • Cómo llegar a Barahona


Imprimir
  • Desde Soria capital
  • SORIA ► A-15 ► Almazán ► CL-101 ► BARAHONA

separador

  • Mapa de Barahona
  • • DISTANCIA A LA CAPITAL: 60 km
  • • GPS: 41º 18' N. 2º 39'  W.
  • • ALTITUD: 1136 m
  • • SUPERFICIE: 116 km²
  • FIESTAS
  • • El Cristo de la Buena Muerte (tercer fin de semana de septiembre)
  • • San Isidro Labrador (15 de mayo)
  • SERVICIOS
  • • Farmacia: 975 302 036 - 690 631 433

subir_1

 

sombra

Montes de Utilidad Pública

subir_1

 

sombra

bolo Lugares de interés en Barahona

 

Iglesia de San Miguel

Edificio barroco que contiene importantes elementos decorativos en su interior, como el órgano o los retablos. El Retablo Mayor es obra de Diego Madrigal (1702) y sigue el modelo de seis columnas en el cuerpo principal y cuatro en el ático. Los colaterales, de estilo neoclásico, son obra de Felipe Yañez (1791). En la torre, edificada a finales del siglo XVII, hubo un reloj, del que sólo se conserva la esfera luciendo en la actualidad en su cima una veleta representando a la Varona María Pérez.

Una inscripción en uno de los altares recuerda que el rey Felipe V escuchó misa en esta iglesia el 22 de agosto de 1710, camino de Ágreda para visitar los restos mortales de Sor María.

Está construida sobre una elevación del terreno llamado del castillo, por ello se dice que su torre perteneció a la antigua fortaleza de Barahona y que está comunicada con las numerosas atalayas de alrededor. En los muros de la iglesia se pueden ver algunas piedras labradas con curiosos dibujos.

Atalaya de la Nava de la Torre, El Torrejón, y la Torrecilla

Forman parte de la red de atalayas de vigilancia del Escalote y sur de la provincia. Aunque existen más restos, estas tres son las que mejor aspecto ofrecen. La Atalaya de la Nava de la Torre, situada en el paraje del mismo nombre, entre Barahona y Bordecorex, es una torre de planta circular que conserva aún casi dos metros de altura. El Torrejón, en el paraje del mismo nombre, se trata de una atalaya o torreón de planta rectangular, de siete metros de largo por dos de alto. Y La Torrecilla, en los corrales del mismo nombre cerca del pueblo, se trata de una atalaya de planta circular de casi cuatro metros de altura y muros de 1,5 metros, que conectaba visualmente con Barahona y el cerro Lutero de Bordecorex.

Piedra de las Brujas

Existen lugares señalizados relacionados con leyendas de antiguas brujas, como la misteriosa piedra con un agujero circular en medio y en cuya parte superior hay una cruz grabada, conocida como Piedra o Confesionario de las Brujas. La leyenda popular atribuye a este objeto una función sexual, donde un Diablo confesor tomaría a las brujas penitentes. Actualmente se encuentra en su ubicación original convenientemente señalizada. La relación del pueblo con la brujería está documentada en los diarios de la Santa Inquisición del siglo XVI.

Pozos airones

Sumideros de agua rodeados en verano por un denso follaje y asociados por la historia popular con prácticas de brujería, fenómeno éste arraigado en la localidad desde antiguo.

La Hondonada y Los Hoyos

La erosión en la roca caliza ha generado un espectacular agujero en el suelo, visible desde el camino a medida que el visitante se aproxima. Dista unos cuatro kilómetros hacia el NW y está vallado por precaución. Siguiendo por el mismo camino, a menos de dos kilómetros de La Hondonada, se llega a Los Hoyos, interesante paraje por su riqueza en fósiles a simple vista.

Bosque mediterráneo de El Tallar

Bosque mediterráneo de encinas, al suroeste de Barahona, donde pasear tranquilamente. Desviándose a la derecha, justo antes del comienzo del bosque y después de pasar un puentecillo sobre una acequia, se llega a un pequeño y bello cañón.

 

subir_1

 


 

La Varona de Castilla

  • Por GERVASIO MANRIQUE

 

Escudo de BarahonaSe cuenta en Barahona, que su castillo y señorío pertenecieron al conde de Osmir.

Reinaba Alfonso VI, cuando las tropas aragonesas trataron de conquistar Castilla. El Conde de Barahona recibió una orden del rey, para que diera frente a Alfonso I de Aragón, que venía por Ariza. La orden del rey castellano se recibió en el Palacio de Osmir, en ocasión de estar ausente su dueño y señor.

Pero una hija del Conde, llamada Elvira, enterada del real mandato, mientras su padre peleaba, en unión del Cid valeroso, contra los árabes, ordenó a sus escuderos que la siguiesen y se puso al frente de las tropas castellanas y retó al rey de Aragón a una batalla en campo abierto. La batalla se llevó a efecto en los campos de Barahona y la varona de Castilla salió victoriosa.

Cuando los aragoneses huyeron derrotados, la condesa Elvira fue levantada en hombros de su plana mayor y llevada al castillo entre el júbilo de sus tropas.

Enterado Alfonso VI del heroico comportamiento de la hija de Osmir extendió un real privilegio nombrándola «Barona de Castilla», y le dio un anillo.

Y la Población para commemorar su recuerdo hizo colocar sobre la veleta de la torre de la iglesia una amazona de metal que todavía se conserva, a la que el pueblo venera con símbolo de lealtad.


  • Tomado de la obra de Gervasio Manrique, Soria. La ciudad del Alto Duero (Rutas, impresiones y leyendas de la provincia), págs. 350-351. Recopilada y anotada por Florentino Zamora Lucas

 

subir_1

Free Sitemap Generator