Menu
A+ A A-

Salduero

San Juan de Duero Pasos sobre el Duero A vista de pájaro

SALDUERO

Hijo del agua y la madera, cuna de Maximino Peña


El Duero atraviesa Salduero buscando su mayoría de edad. Su escudo contiene los dos elementos que caracterizan y dan personalidad a Salduero: tres árboles simbolizan el bosque, que le cobija y aporta riqueza, y, el agua, el río que recorre sus entrañas y confirma su nombre.

Hijo del agua y la madera, Salduero se asienta en piedra, apreciándose en la fortaleza de sus casas y el urbanismo de sus calles y plazas. Casas blasonadas recuerdan el poder que antaño tuvo la actividad de la carretería en esta comarca. En Molinos de Salduero (hoy Molinos de Duero y Salduero), en el siglo XVIII, se llegaron a contabilizar 872 carretas y 2.617 bueyes, cifra que impresiona y da una idea de la importancia que alcanzó esta industria.

Además, la localidad cuenta con un Centro de interpretación de Pinares y la Casa Museo Maximino Peña. Este excelente pintor, adscrito a la generación realista, nació en Salduero en 1863.

subir_1

 

separador sombra

  • Cómo llegar Salduero

Imprimir
  • Desde Soria capital
  • SORIA ► N-234 ► Abejar ► CL-117 ► SALDUERO

separador

subir_1

 

sombra

Montes de Utilidad Pública

subir_1

 

sombra

bolo Lugares de interés Salduero

 

 

Iglesia de San Juan de Duero

La capilla mayor del templo es gótica, con bóveda de terceletes y a la que se accede por arco de triunfo ligeramente apuntado. El resto es del siglo XVIII. En el interior se guardan retablos rococós y platería dieciochescos.

Ermita del Santo Cristo

Está situada en el camino de Salduero a Molinos de Duero al otro lado del río. Realizada con piedras sillar bien trabajada cuenta con dos puertas gemelas de entrada doveladas protegidas por un tejado sustentado por tres columnas de piedra. Contiene varias imágenes que durante Semana Santa son portadas a hombros por los feligreses.

Puente de piedra sobre el río Duero

Este puente carretero sobre el Duero, cuya construcción data de la segunda mitad del siglo XIX está situado a la salida del pueblo, en dirección al monte. Antiguamente era paso obligado para dirigirse a Molinos, Abejar y Soria. Fue construido por unos emigrantes venidos del País Vasco que posteriormente se asentaron en Salduero.

Centro de interpretación de Pinares

Aspectos de la cultura pinariega y de la carretería. El recorrido al Centro está organizado como un paseo por el monte de Salduero, a través de imágenes, reproducción de sonidos y objetos reales. Se centra en varios aspectos de la cultura de la tierra de pinares, como el paisaje, la casa pinariega y la carretería.

La Carretería

En tiempos de los Reyes Católicos, nació en la comarca de Pinares, en las laderas de Urbión e incluyendo parte de las provincias de Burgos y Soria, la conocida como Hermandad de Carreteros Serranos. Su radio de acción abarcaba los pueblos de Duruelo, Covaleda, Molinos de Salduero, (hoy Molinos de Duero y Salduero) y San Leonardo, con sus aldeas Arganza, Navaleno, Casarejos y Vadillo. Más tarde se unieron las villas de Cabrejas del Pinar, Abejar, Herreros y Villaverde del Monte.

Su objetivo era lo que hoy denominaríamos una gran empresa de transporte público, por cuenta de la Corona; de esta forma participaban en todos los acontecimientos importantes de la época, lo mismo acarreando avituallamientos para los ejércitos en la campaña de Granada, que en la distribución de las cargas procedentes del Nuevo Mundo.

La composición de cada transporte era de unas 30 carretas en orden de marcha. La organización de esta Hermandad era peculiar; estaba compuesta por los propietarios de carretas, en número variable de cuatro a seis de promedio, con unos 14 ó 15 bueyes. En Molinos de Salduero, en el siglo XVIII, se llegaron a contabilizar 872 carretas y 2.617 bueyes, cifra que impresiona y da una idea de la importancia que alcanzó esta industria. El total de trabajadores era de 1.400 y más de 1.000 dueños de unas 6.000 carretas con unos 18.000 bueyes. Hubo propietarios que llegaron a disponer de hasta 47 carretas. Una serie de leyes sobre acotamientos limitaron su actuación hasta que desapareció en el siglo XIX.

subir_1

 

 

Casa Museo Maximino Peña

Museo temático de este artista nacido en Salduero. Maximino Peña Muñoz (29 de mayo de 1863-1940) vivió sus primero años en su localidad natal, Salduero, y marchó a Buenos Aires en 1876 a trabajar con familiares afincados allí.

En esta época dibujó y pintó manifestándose ya su gran aptitud para el arte. Con su regreso a España, Peña comenzó sus estudios de pintura, en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado, para continuar después en relación al Círculo de Bellas Artes. Sus dibujos, pasteles y óleos revelaban a un pintor de primera magnitud que dominaba el dibujo y el color, el retrato y el paisaje, lo anecdótico y lo esencial, transmitiendo el sentimiento de la vida rural, la psicología profunda en el retrato, y los paisajes evocadores de la memoria y la naturaleza.

Tomó parte en las más importantes iniciativas artísticas de su tiempo, perteneció al Círculo de Bellas Artes y al Ateneo de Madrid, participó en innumerables exposiciones nacionales e internacionales, en las que obtuvo un merecido reconocimiento, alcanzando su obra una gran difusión.

Supo conquistar un nombre en el mercado del arte. Expuso en exposiciones de cuadros y en páginas de ilustraciones nacionales. Tuvo estudio en Madrid, no tuvo afán de notoriedad y su modestia le perjudicó en demasía en los tiempos de continua exhibición y demasiadas extravagancias.

Perteneciente a la "generación realista " y fiel a sus principios, entre su obra encontramos pinturas de tipos populares, paisajes, fragmentos de la vida cotidiana, reproduciendo siempre cosas y hechos reales, pero aportando su particular interpretación. Sus retratos están apoyados tanto en su poder de observación como en su gran intuición psicológica. No sólo retrata sino que recrea la belleza, la gracia o el misterio del eterno tema femenino.

subir_1

Free Sitemap Generator