Menu
A+ A A-

Vuelos en autogiro: La Millaérea

icono

autogiro

  • La Millaérea, Escuela de autogiros

  • Garray (Soria)
  • 626 513 769
  • www.millaerea.es
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Vuelos en autogiro: La Millaérea

El Club Deportivo Millaérea se funda el 27 de noviembre de 2005 con el objeto de fomentar el vuelo en un tipo de aeronave desconocida en España a pesar de ser originaria de este país: el autogiro.

Hasta este momento no había sido posible el realizar instrucción en este tipo de aparatos, por lo menos de una forma legal. Con la aparición del primer autogiro doble mando homologado en España, en el cual hacemos las prácticas, se abre esta posibilidad.

  • Contacto y dirección Social
  • Para cualquier consulta, contactar con nosotros por teléfono: 626 513 769
  • Marcos Chuliá Quintana
  • Calle Sanz del Río 6
  • 42004 Soria

 

Características del autogiro
  • • Estructura principal de acero cromomolibdeno soldado con TIG.
  • • Tren principal de materiales compuestos. Permite hacer duras tomas a tierra y soportar sin fatiga los continuos aterrizajes propios de la enseñanza.
  • • En la cabeza de rotor se integra el prelanzador y freno de rotor.
  • • El sistema de prelanzador es de fácil manejo y está optimizado para permitirnos realizar carreras de despegue extremadamente cortas.
  • • Seguro y fiable, es un autogiro especialmente diseñado para escuela. No vuelca por lo que no necesita ningún accesorio tipo "taca-taca".
  • • El instructor encargado de impartir la instrucción de vuelo es D. Marcos Chuliá Quintana, con licencia 3062, calificación de instructor y radiofonista. 
  • • La escuela podrá disponer para la enseñanza teórica de otro personal docente alternativo para impartir materias concretas (fisicos, ingenieros, abogados, etc para meteorología, mecánica, legislación, etc.)

subir_1

sombra

 

¿Qué es un Autogiro?

Diagramas y planos del autogiro

Un Autogiro es un aerodino de alas giratorias, al igual que el helicóptero pero, a diferencia de éste, las palas del rotor son movidas por el aire y no por un sistema motor, es decir, autorrotan o autogiran. Para ello es necesario que el aparato se desplace en el seno del aire, por lo que precisa un equipo motopropulsor que le proporcione un movimiento de traslación, como en el caso del avión (ala fija).

Aunque el aspecto de esta aeronave pueda parecer el de un híbrido de helicóptero y avión, se trata de una aeronave con entidad propia.  Por ello, aunque en inglés suela emplearse el término gyroplane (giroplano) o gyrocopter (girocóptero), con lo que los anglosajones asimilan este aparato a una especie de aeroplano (gyroplane) o de helicóptero (gyrocopter), preferimos emplear su denominación original (y patentada) de Autogiro® porque entendemos que es un término neutro  que hace referencia al principio de funcionamiento que le caracteriza.

 

El inventor del Autogiro

D. Juan de la Cierva Codorníu (n. Murcia, 21-9-1895; † Croydon -Inglaterra-, 9-12-1936), hijo del relevante abogado, político (varias veces ministro) y empresario D. Juan de la Cierva y Peñafiel.  Desde la infancia sintió pasión por la entonces naciente Aviación, construyendo, con la ayuda de sus amigos Pepe Barcala y Pablo Díaz, planeadores (1910) y, en 1911-12 (¡con tan sólo dieciseis años!), uno de los primeros aeroplanos españoles que volaron bien: el biplano BCD-1 Cangrejo.  Posteriormente, en 1913, voló el último proyecto del trío, el BCD-2, un monoplano (como lo serían los futuros aviones).

¿Cómo surgió el Autogiro?

Como todo estudiante de ingeniería, La Cierva debía culminar su carrera con un proyecto final y, si bien él terminaba los estudios de Ingeniería de Caminos, siguió fiel a su vocación (y sus profesores se lo permitieron) y se decidió por el diseño del  primer avión polimotor español y uno de los primeros en el mundo: el bombardero trimotor C.3, con motores de 220 CV y con 5 Tn de peso total al despegue, que presentó al concurso que convocó el Servicio de Aeronáutica Militar español en 1919 para actualizar sus efectivos. 

Consiguió del empresario y aristócrata Juan Vitórica Casuso la financiación para la construcción del prototipo  y, una vez terminado, fue probado por el reputado piloto capitán Julio Ríos Agüeso.  Sin embargo, en un vuelo de ensayo el avión se estrelló y resultó destruido (el piloto, que salvó su vida, no tenía experiencia en polimotores).

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator