Menu
A+ A A-

Villa Romana, Las Cuevas de Soria

Villa Romana, Las Cuevas de Soria

Yacimientos arqueológicos

Ricos mosaicos de origen norteafricano


  • Declarada Monumento Histórico-Artístico como zona Arqueológica en 1931
  • LAS CUEVAS DE SORIA
  •   
  •  
  •   

Cuevas de Soria cuenta con un valioso yacimiento-museo de época romana, una villa del siglo III-IV que comenzó a ser excavada en 1928 por Blas Taracena. Actualmente, el yacimiento ha sido cubierto con una moderna estructura que facilita su conservación y su exposición a los visitantes. En el Museo Numantino de Soria se expone el mosaico de una figura femenina como muestra de este yacimiento, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931.

La villa, un asentamiento romano establecido para la explotación agrícola, está situada en el mejor punto de toda la zona, en un llano cerca del río, y en sus alrededores se ha documentado abundante población en la época prerromana.

Esta villa, una lujosa casa del siglo III-IV, conserva de su estructura un gran patio central con pasillo rodeado de columnas, habitaciones con ábsides (hasta veinticuatro), con cuartos de baño y suelos cubiertos de mosaicos polícromos. Los documentos de los estudios están en el Archivo del Servicio Arqueológico de la Diputación y del Museo de Soria. La Diputación provincial y la Junta de Castilla y León han acondicionado en los últimos años el lugar cubriéndolo con una gran estructura de madera laminada para una adecuada conservación de los mosaicos.

  •  
  • Un poco de Historia

  • Casi un siglo de excavaciones

  • Reconstrucción y detalle de mosaico de la villa

    La primera excavación fue llevada a cabo por Blas Taracena en 1928 y 1929, sacando a la luz lo que quedaba de la vivienda; los suelos y los arranques de las paredes. Estos arranques definen una estructura de gran patio central, con peristilo y con una simetría definida a partir del eje de una gran habitación con ábside sobresaliente. A sus lados se adosan habitaciones menores y pasillos absidados.

  •   
  • Los suelos están recubiertos con ricos mosaicos policromos con figuras geométricas, con un curioso anagrama en algunos medallones centrales, que se puede interpretar como una marca de propiedad. La villa tiene una superficie total de unos 1.400 m2. Taracena distinguió 24 mosaicos correspondientes a otros tantos habitáculos .
  •   
  • Por los trabajos de Taracena se identificó como una villa habitada entre los siglos III-V y que seguramente se abandonó de una manera controlada, no violenta, de ahí la poca riqueza de materiales que se han encontrado, en contraste con la suntuosidad reflejada por la estructura y por los mosaicos.
  •   
  • El estudio de los mosaicos realizado por María Cruz Fernández Castro, pone en evidencia el origen norteafricano de los esquemas decorativos. Su datación en el siglo IV, coincide con la ya indicada por el primer investigador.
  •   
  • De las últimas excavaciones se desprende que esta construcción y estos pavimentos se superponen a otra anterior de la que no es sólo una reforma, sino un cambio profundo, que afectó a la estructura y que aconsejó cegar todo el parapeto del lado sur y dejarlo inutilizado. No se reconoce aún el fin de esta estructura, aunque el encaño que la protege de las filtraciones y los materiales ahumados la relacionan con calor. Pudo estar vigente entre los años 150 y 225 de nuestra época.

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator