Menu
A+ A A-

Villa de Soria, el Casco Antiguo

San Juan de Rabanera © JaDíaz

Villas monumentales

El Duero, el románico y el poder de la Mesta


separador sombra

 

La ciudad y Villa de Soria se gestó durante los duros siglos de luchas entre cristianos y musulmanes por el control de la cabecera del Duero. Aquellos años fueron pródigos, tras la reconquista, en la construcción de templos y fortificaciones que reafirmaban su confesión religiosa y aseguraban su defensa. Iglesias románicas, castillo y largas murallas (más de cuatro kilómetros de perímetro), formaban el núcleo urbano de Soria que había nacido a orillas del Duero.

Santo Domingo, San Juan de Rabanera, los claustros y concatedral de San Pedro y las ruinas de San Nicolás son bellos ejemplos del románico soriano. A ellos habría que añadir una larga lista de casas señoriales y palacios renacentistas, capitaneados por el majestuoso edificio de los condes de Gómara, construidos durante los siglos de esplendor de los ganaderos de la Mesta. 

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator