Menu
A+ A A-

Monasterio de Santa María de Huerta

Monasterio de Santa María de Huerta

Monasterios

Joya del románico cisterciense


Magnífico monasterio cisterciense declarado Monumento Nacional ya en 1882. Esta joya artística aúna varios estilos, desde el románico cisterciense al protogótico, gótico y plateresco. Hubo dos etapas constructivas principalmente: a los siglos XII y XIII corresponde la planta típicamente cisterciense alrededor del claustro gótico. A la segunda etapa, siglos XVI y XVII, pertenecen el claustro herreriano, el claustro plateresco sobre el gótico y el coro alto, manifestación del nuevo impulso que toma el monasterio en su andadura dentro de la Congregación de Castilla.

En la iglesia destaca la portada occidental de seis arquivoltas, que descansan sobre seis pares de columnas. En la parte superior se encuentra el rosetón, compuesto por cuatro roscas y doce columnillas radiales. En el interior, formado por una planta de tres naves con transepto, un ábside principal semicircular y cuatro absidiolos, se hallan tumbas en forma de caracol, sepulcros, coro y urna románica de la familia de los Finojosa. Un retablo con la firma de Félix Malo ocupa la pared del ábside.

El conjunto presenta dos refectorios, uno para los monjes, decorado con espectaculares bóvedas ojivales y escalinata empotrada de acceso al púlpito, y un segundo destinado a los conversos, de estilo francés, con un gran rosetón en su fachada. La cocina, auténtica joya del románico medieval, está comunicada con el refectorio de los monjes y posee un gran hogar en el centro.

En su exterior se extienden arboledas, jardines y huertas donde los monjes recogen los frutos para elaborar artesanalmente mermelada y otras confituras.

El monasterio es visitable y dispone de una hospedería con varias habitaciones. Los huéspedes tienen el privilegio de tomar parte en los oficios cantados de los clérigos y acceso a estancias privadas de los monjes, como es el caso de la huerta y los jardines.

 

subir_1

Galería Fotográfica

  •  
  • Un poco de Historia

  •  El complejo monástico de Santa María de Huerta se asienta en la vega del Jalón, al sur de la provincia de Soria, haciendo frontera entre los antiguos reinos de Castilla y Aragón. El Monasterio, de origen cisterciense del linaje de Morimond, surge cuando unos monjes del monasterio francés de Berdous se instalan hacia el año 1144 en la villa de Cántavos, término del actual pueblo de Fuentelmonge, a unos 15 km de Huerta. Aquí los monjes poseían una granja y decidieron establecerse en ella definitivamente hacia 1162, dadas sus mejores condiciones de vida y auspiciada la nueva construcción por el rey Alfonso VIII.
  •   
  • • Desde entonces el monasterio se fue construyendo y ampliando a lo largo del tiempo, residiendo siempre una comunidad de monjes hasta su expulsión en 1835 por la exclaustración y desamortización promovida por Mendizábal. Finalmente vuelven los monjes en 1930, esta vez desde el monasterio cántabro de Viaceli.

 

subir_1

 

Museos Arte sacro

Arte cisterciense, retiro y oración


  • Monasterio s/n, carretera Madrid-Barcelona.
  • 975 327 002 / hospedería: 620 132 223 de 10 a 12 y de 16 a 18h

separador sombra

 

Fue fundado el cenobio por iniciativa de Alfonso VIII, y fue su cuarto abad, San Martín de Finojosa, quien inició la construcción del monasterio. Ocupada por monjes cistercienses, es hospedería, casa de espiritualidad y museo. Es un lugar ideal para el retiro y la oración. Disponen de 17 habitaciones. Los huéspedes pueden participar en los oficios cantados de los monjes y disponen de una arboleda para completar su retiro con paseos para la reflexión. El monasterio se puede visitar.

La iglesia es de tres naves de estilo románico-cisterciense y se construyó en el siglo XIII. Destaca en su interior un retablo mayor de Félix Malo del siglo XVIII y los sepulcros y urnas de estilo románico de la familia Finojosa. También posee unas tumbas en forma de caracol del siglo XVIII y un coro del XVI. El refectorio constituye una obra maestra del arte cisterciense. Tiene una sola nave muy luminosa que se cubre con bóvedas ojivales. Destaca en este claustro la escalera calada, abierta en el muro a través de arcos por la que se accede al púlpito.

La cocina se comunica con el refectorio por una ventana apaisada, tiene tres naves con un gran hogar en el centro. El claustro de los caballeros es muy sencillo, se inició en 1533. La parte superior es renacentista, con arcos muy rebajados adornados con medallones. La parte inferior la forma una original arquería monumental.

El refectorio de conversos se construyó en el siglo XII con un estilo muy francés. Tiene dos naves cubiertas con bóvedas ojivales. La fachada occidental destaca por su portada principal con un arco apuntado con seis arquivoltas decoradas con motivos geométricos. Sobre la puerta está el rosetón formado por cuatro circunferencias concéntricas adornadas con puntas de diamante, enmarcando doce arquillos trilobulados.

 

separador sombra

  •  
  • Mañana y tarde, con diferentes horarios según el día debido al funcionamiento interno del monasterio.

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator