Menu
A+ A A-

Comer y dormir en la provincia de Soria

Comer y dormir en Soria

Soñar con los sabores de Soria


 

Una vez visitados monumentos y paisajes sin igual por tierras de Soria, tome ahora asiento el viajero y disfrute de la oferta gastronómica y la buena mesa. Es hora de reconocer sabores y degustar los productos que identifican nuestra cocina provincial, tan vinculada a su pasado ganadero y pastoril, pero también adaptada a las nuevas tendencias.

Dentro del mapa turístico-gastronómico nacional, Soria ha alcanzado en los últimos años un reconocimiento y una gran popularidad. Esto es debido tanto al buen hacer de sus profesionales como a una cocina basada en los productos propios de la tierra, todos ellos de gran calidad gracias al clima y la nula contaminación de nuestro territorio.

Así, en la cocina soriana podríamos distinguir inicialmente cuatro apartados teniendo como referencia los productos propios de la provincia: las carnes, con ternera y los derivados del cerdo y el cordero; la caza y la pesca; productos micológicos; y, por último, la repostería. Además, los excelentes vinos pertenecientes a la Denominación de Origen Ribera del Duero ponen el contrapunto ideal para un maridaje perfecto en la mesa.

Al igual que en otras provincias castellanas la producción y consumo de legumbres es importante en Soria. Excelentes son las alubias y las habas de Burgo de Osma (aluviones del Burgo de Osma con oreja), así como las de San Esteban de Gormaz. Tampoco podemos olvidarnos de los cardos de Ágreda, que tienen jornadas propias en la villa durante el final y comienzo de cada año, además de ser plato de obligado cumplimiento en la mesa navideña de muchos hogares sorianos.

subir_1

 

Carnes y asados Alta micología Mantequilla de Soria en pan Torrenillos o torreznos Chorizo de Soria Lomo curado de Soria

Las carnes y sus derivados

Tienen en Soria bien ganada fama las carnes de ternera y los derivados del cerdo y el cordero: los chorizos, morcillas, jamones, torreznos, solomillos, chuletones, churrasco, cochinilla, cabritos, cecinas, chuletillas de cordero y un largo etc.. sin olvidar nuestras famosas Matanzas. Una de ellas declarada fiesta de interés nacional.

Conocidos son fuera de los límites provinciales los embutidos sorianos, que se ven beneficiados por este clima frío y seco en su curación. Chorizos, salchichones, jamones, lomos adobados, morcillas… forman parte de una larga lista de derivados del cerdo. El chorizo de Soria presenta la particularidad de utilizar en muchos casos la mezcla de carnes de vacuno con cerdo. De sabor exquisito, constituyen un apetitoso recuerdo de su estancia en Soria.

El cerdo sigue siendo un referente en la cocina, destacando los torreznos o torrenillos, conocidos como “los langostinos de tierra”. Son tiras de panceta adobada y frita de una manera especial para conseguir una corteza lo más crujiente posible. No es difícil encontrar en las barras de bares y restaurantes de la ciudad este apetitoso alimento, estrella de los almuerzos sorianos.

subir_1

 

Los asados

Soria aparece incluida en la zona de los asados. Y, con razón, porque figuran entre sus especialidades gastronómicas los de cordero y cabrito sin olvidarnos de los de cochinillo. En nuestro viaje a Soria, y en general por toda la comunidad de Castilla y León, no podemos dejar de probar el cordero lechal al horno. De nuevo se hace referencia al pasado pastoril en este plato tan arraigado en todo el valle del Duero, contando con la calidad de la materia prima y cocinado preferentemente en hornos de leña. Varios son los fogones en la provincia que preparan el cordero lechal de manera artesanal.

subir_1

 

Caza y pesca

Cada vez más los productos que derivan de la actividad cinegética ocupan un mayor espacio en los fogones sorianos. Tanto como parte de platos tradicionales o como ingredientes de la nueva cocina, pasan de nuestros montes a nuestros platos.

En caza menor, perdices, codornices, conejos, liebres o torcaces; y en caza mayor ciervo, venado, corzo y jabalí aparecen en los guisos de los restaurantes sorianos. Son excelentes las perdices y codornices escabechadas o las perdices en compota a la antigua. El artaquitón (denominado también matambre) es un guiso antiguo para preparar carne fiambre, que se puede tomar entre horas y elaborado con pan, huevo, ajo, perejil, leche, sal, aceite, cebolla y laurel. Son igualmente importantes los platos de pichones (pichones estofados) y palomas (con cuyas alas se suelen hacer caldos).

Y, por supuesto, truchas pescadas en nuestros ríos de aguas puras, así como cangrejos o caracoles, protagonistas de sabrosas recetas tradicionales. Dentro de los platos de pescado se encuentran las truchas asadas y ahumadas, el puchero de bacalao, el ajo arriero de bacalao o el figón (receta autóctona de bacalao). Y no olvidemos los escabeches, de gran tradición en Soria, ideal antaño para conservar los alimentos y actualmente referente de muchas recetas para caza (recordemos perdices y codornices) y pesca, amén de las ricas tapas que se elaboran con ellos.

subir_1

 

Micología: setas y hongos

Las setas en muchas de sus variedades y especies se han convertido en materia prima fundamental e indiscutible de la gastronomía soriana. Boletus edulis, níscalos, champiñones, setas de cardo y nuestras excelentes trufas (por citar las más conocidas) aportan sus inconfundibles sabores a los platos, bien como acompañantes de otros ingredientes o como protagonistas de originales y modernas propuestas. No en balde en la provincia se desarrollan varias jornadas y degustaciones gastronómicas que ocupan espacio privilegiado en el calendario otoñal. Platos tradicionales de setas son los níscalos a la cazuela o la sopa de setas de cardo con trufas negras.

subir_1

 

Repostería

Amplio es también el catálogo de postres y repostería, sobresaliendo nuestra mantequilla en todas sus variedades, famosa desde antaño fuera de nuestros límites provinciales, particularmente su elaboración dulce. Son conocidas igualmente en la provincia las paciencias de Almazán (una especie de pasta muy seca que remoja en la saliva de la boca), las yemas de Almazán que son una especie de huevos moles, los mantecados, los sobadillos o la tarta costrada.

También son muchos y de calidad los productos de repostería que se elaboran en la ciudad de Soria y los establecimientos que se dedican a ello. Desde las pastas de las monjas clarisas de santo Domingo, a los dulces propios de cada evento o época del año: huesos de santo, torrijas, roscones de reyes…

Además, una larga lista de otros productos elaborados de forma artesanal en los restaurantes de la provincia y hornos locales, que incluyen rosquillas, mantecadas, roscos, sobados y sobadillos, anisados, empiñonados, pastas de limón y almendra, tartas costradas, turrones y mazapanes y magdalenas.

subir_1

 

Los vinos con Denominación de Origen Ribera del Duero

Las condiciones climáticas condicionan en mucho el desarrollo de la vid, así como la propia maduración de la uva; la pluviosidad moderada, los secos veranos y los fríos y largos inviernos de Soria inciden favorablemente en la calidad de la cosecha y, por tanto, en la calidad de los vinos.

Debido a esta inigualable calidad, los vinos de la zona se utilizan en la elaboración de ciertas exquisiteces gastronómicas como los obispos, similares a las tradicionales torrijas, la tinada, una especie de caldo dulce, o el zurracapote, la bebida popular más característica de Soria.

subir_1

 

SABOREA SORIA

Bajo esta denominación se encuadra una iniciativa puesta en marcha por la Cámara de Comercio de Soria, que pretende aunar una gran variedad de productos agroalimentarios autóctonos de calidad, para su venta en establecimientos sorianos. Además podrás realizar la compra online de un montón de excelentes productos a través de su página web.

www.saboreasoria.com

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator