Menu
A+ A A-

Sierra de Santa Ana

Sierra de Santa Ana desde las faldas del Castillo

Rutas sierras y montes

Sobre la Curva de Ballesta

  • Galeria fotografica   icono   Mapa itinerario
  •   

Desde Soria (1.069 m) bajaremos al Duero (1.014 m), que cruzaremos, para tomar la carretera de San Polo a San Saturio. desde esta misma carretera se remonta el desnivel que nos separa de la cima. Además de la clásica ascensión desde Soria, una carretera asciende al repetidor por la vertiente Este partiendo de la carretera (1.096 m) que se dirige a Alconaba.

En vertiente Sur de la sierra de Santa Ana encontramos el embalse de Los Rábanos (1.010 m), que puede ser objeto de excursiones entorno al mismo o al monte Picazo (1.171 m).

Por la ribera y el paseo del Duero

A los pies del Monte y Sierra de Santa Ana (1.268 m) encontramos la ciudad de Soria. Es, en palabras de Antonio Machado, la curva de Arco de Ballesta que describe el río Duero a su paso junto a la ciudad, la que la separa del Monte Santa Ana, desde cuya cumbre, usurpada por un repetidor, dicen se ve salir formando círculos la noche de San Juan.

Junto al río, encontramos encaramado a una peña, el santuario de San Saturio, patrono de Soria. El itinerario turístico se completa paseando por la ribera del Duero hasta el monasterio de San Juan de Duero, donde destaca la famosa arquería de su claustro. En este recorrido se evocan los versos de Antonio Machado.

Tapizado por el encinar, aunque mucho menor que Santa Ana, encontramos un monte que resulta también muy conocido por los Sorianos y por la Literatura: El Monte de las Ánimas, cuya leyenda tan bien relató Gustavo Adolfo Bécquer.

Este monte perteneció a los templarios que habitaron el cercano monasterio de San Polo. Los templarios llegaron a Soria llamados por el rey con objeto de defendarla de los árabes a los que había sido conquistada.

Empezaron, entonces, una serie de pugnas por los derechos de caza y batida en lo que hoy es llamado "Monte de las Ánimas", entre los clérigos guerreros y los nobles. Estas pugnas terminaron en una auténtica batalla que sembró el monte de cadáveres de unos y otros. Desde entonces dicen que cuando llega la noche de difuntos se oye doblar, sin que nadie la toque, la campana de la capilla, y que las ánimas de los muertos, envueltas en jirones de sus sudarios, corren como en una cacería, y los ciervos braman espantados con las carreras de los esqueletos. También se asegura que los masones celebran en este lugar sus asambleas.

www.mendikat.net

Javier Urrutia

Galería Fotográfica

 

subir_1

 

media_sombra

  • Datos
  • Monte: Santa Ana
  • Sierra: Santa Ana
  • Altitud: 1.268 m Prominencia: 179 m
  • Situación: 30T 545992 4622304  |  Geo: 41º 45'01,78'' N  •  2º 26'48,62'' W
  • Mapa: Soria (23-14) (350)
  • Notas: Cima Principal ( Cat.: 1 ). Límites: Esta cumbre no establece Ninguno.
  • Accesos: Soria ( 50 m ).

 


 

 

El entorno

En la sierra de Santa Ana el agua del Duero queda lejos. Además sus rocas calizas son como una esponja y el agua de lluvia rápidamente infiltra hacia el fondo quedando lejos de las raíces de las plantas. Todas las especies vegetales de estos ambientes presentan alguna estrategia para el ahorro de agua. Las hojas de las encinas están recubiertas de cera y son más pequeñas que las de los árboles de ribera para disminuir la pérdida de agua por transpiración. 

Las plantas aromáticas como el tomillo, santolina o el espliego, emiten aceites esenciales cuya misión es saturar la atmósfera próxima a la planta para reducir la transpiración de la misma y procurar un ahorro de agua y una reducción térmica. La "uña de gato" acumula el agua en sus tejidos carnosos, parecido a como lo hacen los cactus. Los erizones apretan sus ramas unas contra otras para proteger la planta del viento y del sol… 

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator