Menu
A+ A A-

La guarda de Alfonso VIII

La guarda de Alfonso VIII

Leyendas históricas  Más información

La guarda de Alfonso VIII (EL ROMANCERO DE SORIA)


UBICACIÓN DEL RELATO  flecha Soria

 ≈ Por BONIFACIO SANZ DE PABLOS

  

  • I

  • Ricoshomes y pecheros
  • tiene Soria en pie de guerra,
  • levantados los rastrillos,
  • y bien guardadas las puertas;
  • arqueros hay en sus torres
  • y detrás de las almenas
  • de sus muros, que repiten
  • uno en pos de otro, el alerta
  • que desde el fuerte castillo
  • deja oír el centinela;
  • del Homenaje, en la torre
  • el pendón Real gallardea,
  • señal de que en su recinto
  • egregio huésped se hospeda;
  • nobles, de hierro cubiertos
  • y calzadas las espuelas;
  • escuderos, que del diestro
  • lleván corceles de guerra;
  • mesnaderos, sobre el hombro
  • las picas o las ballestas,
  • invaden todas las calles
  • y se empujan y codean.
  •   
  • Aquí un numeroso grupo
  • de soldados, bebe y juega;
  • allí un paje, cuanto sabe
  • de boca de una doncella
  • de su señora, a otro grupo
  • de gentes del pueblo, cuenta;
  • unos hablan, otros ríen,
  • votan unos y otros truenan;
  • pero en los rostros de todos
  • se ve la señal impresa
  • de que el miedo no conocen
  • y que a la lucha se aprestan;
  • que a Castilla probar quiere
  • Soria, que en cuanto a firmeza
  • nadie con ella se iguala
  • ni en lealtad la supera.
  •   
  • II

  • De León el Rey Fernando
  • se aproxima a la ciudad
  • para exigir por la fuerza
  • lo que no conseguirá:
  • la entrega de Alfonso octavo,
  • niño a quien juró guardar
  • Soria, hasta que le declaren
  • las Cortes mayor de edad.
  • Quiere el de León el Reino
  • en su nombre gobernar,
  • y hacer de Castilla un feudo
  • con que su reino ensanchar.
  •   
  • Cortes hanse reunido
  • en la soriana ciudad,
  • y acordado, que supuesto
  • la guerra puede acabar
  • haciendo del Rey entrega,
  • entréguenle y haya paz;
  • pero como los de Soria
  • consideran desleal
  • este proceder, las armas
  • han decidido empuñar,
  • y defender con sus vidas
  • la vida y la libertad
  • del niño Rey, que por buenos
  • confiado les está.
  • Mensajeros ha mandado
  • al de León la ciudad,
  • para que por cierto tenga
  • que en la plaza no entrará,
  • que están por su Rey Alfonso
  • dispuestos a pelear,
  • y que mientras uno aliente
  • defensor en él tendrá;
  • que antes que vivir sin honra,
  • es preferido y sabrán
  • morir con ella, que al cabo
  • el que muere por leal,
  • honra, y no poca, a los suyos
  • puede con su muerte dar.
  •   
  • El de León, que no espera
  • resistencia en Soria hallar,
  • y que no cuenta con fuerzas
  • para poderla tomar,
  • en tratos con los tutores
  • del Rey se decide a entrar,
  • para ver si lograr puede
  • sus intentos por la paz:
  • así a los suyos lo dice;
  • y al saberse en la ciudad
  • la nueva, por los que fueron
  • con Don Fernando a tratar,
  • una comisión se nombra
  • que al de Lara fue a buscar,
  • por ser el de Lara el mismo
  • que el Rey les dio a custodiar;
  • y tomando la palabra
  • el noble de más edad,
  • de esta manera, las crónicas
  • cuentan, se hubo de explicar:
  • —«Libre vos dimos al Rey
  • Don Alfonso, e la cibdad
  • que le ha defendido exige
  • que, pues libre vos le da,
  • por el honor suyo e vuestro
  • libre habeisle de guardar.»

 

Más información

  • Publicada en Recuerdo de Soria, núm. 1, 1881 (2ª edición 1893), págs. 19-21.

  •  • Recopilado y anotado por Florentino Zamora Lucas, Correspondiente de la Real Academia de la Historia.
  •  • El nombre de los pueblos concuerda con el que era utilizado en la época del texto.

 

≈ Bonifacio Sanz de Pablos

  • Nacido y muerto en Soria, 1848-1904, donde fue jefe del Centro de Telégrafos. Compuso numerosos romances y el opúsculo en verso Tipos de Soria (1897). Publicó en «Recuerdo de Soria» varias leyendas («Antes que cobarde, muerto», «El Campo de la Verdad», «La guarda de Alfonso VIII» y «La muerte de Garcilaso») y colaboró también en otros periódicos locales.
  • Publicamos en CaminoSoria.com las cuatro leyendas mencionadas.

 


subir_1

 

Free Sitemap Generator