Menu
A+ A A-

Monteagudo de las Vicarías

Castillo de Altamira Por la calles de Monteagudo A vista de pájaro

MONTEAGUDO DE LAS VICARÍAS

Aires andaluces en las Tierras de la Recompensa


Monteagudo de las Vicarías, de estrechas callejuelas con cierto aire andaluz, conserva parte de su recinto murado medieval además de su castillo y su imponente parroquial gótica. Fue plaza importante durante la guerra civil entre Pedro I el Cruel y Enrique de Trastámara; éste último la ofrecería a Beltrán Duguesclin en pago por su ayuda prestada en la "Traición de Montiel", por lo que fueron llamadas Tierras de la Recompensa.

El atributo de Las Vicarias proviene de los privilegios que le fueron otorgados en 1238. Hija ilustre de Monteagudo fue María de Mendoza, hija del conde de Monteagudo y madre del comunero Juan Bravo.

Mención aparte y destacado merece el paraje donde se ubica el embalse de Monteagudo, declarado Zona Especial Protección de Aves, donde sorprenden los fuertes contrastes de sus aguas con las tierras rojas que lo circundan, así como la presencia de aves migratorias, que celebran la existencia de un humedal en la zona.

subir_1

 

separador sombra

  • Cómo llegar a Monteagudo de las Vicarías


Imprimir
  • Desde Soria capital
  • SORIA ► A-15 ► Almazán ► C-116 ► MONTEAGUDO DE LAS VICARÍAS

separador

  • Mapa de Monteagudo de las Vicarías
  • • DISTANCIA A LA CAPITAL: 70 km
  • • GPS: 41º 21' N. 2º 10' W.
  • • ALTITUD: 794 m
  • • SUPERFICIE: 18 km²
  • FIESTAS
  • • Virgen de Bienvenida (24 al 28 de agosto)

subir_1

 

media_sombra

bolo Lugares de interés en Monteagudo de las Vicarías

 

Castillo Palacio de Altamira

Las luchas fronterizas entre Castilla y Aragón alumbraron este palacio-fortaleza del siglo XV. Almenado, de muros poligonales protegidos por torres anguladas, presenta una puerta principal blasonada con los escudos de los Mendoza y Enríquez. Está rematado por merlones que aún se conservan en buen estado. Un elegante patio renacentista con bellas galerías distribuye el espacio interior.

Iglesia de Nuestra Señora de la Muela

Construida en torno a 1600, mantiene rasgos arcaizantes que aún recuerdan al gótico. Está decorada con una vistosa arquería renacentista de influencia aragonesa. En el interior, el retablo mayor manierista, y el del Apóstol Santiago, de corte hispano-flamenco elaborado en el siglo XVI. Igualmente destacable es el púlpito plateresco de estética mudéjar.

 

Muralla urbana y Puerta de la Villa

Se conservan múltiples lienzos de la muralla y una única puerta gótica almenada, la de las Eras, también llamada puerta del Arco. Está reforzada con matacanes donde todavía se percibe la huella de los antiguos portones. Existieron otras dos puertas, llamadas la Falsa y la Nueva, de las que nada queda.

Ermita de Nuestra Señora de Bienvenida

De nave única, prácticamente sin vanos, con modesta portada renacentista. En su interior guarda un retablo barroco.

Castillo de la Raya

Levantado sobre un cerro en el límite de los reinos de Castilla y Aragón, fue escenario permanente de la luchas de Castilla y Aragón por el control de este territorio. El castillo, llamado de La Raya o Torre de Martín González, todavía conserva almenada parte de su torre del homenaje. La fábrica es de mampostería y sillarejo, con sillares en las esquinas de las torres y muros.

A los pies del cerro se encuentran las ruinas de la Ermita de Nuestra Señora de la Torre, donde dice la tradición que la pila bautismal, situada en el centro, hacía las veces de mojón y límite entre Castilla y Aragón.

Museo etnológico

975 325 032

Todo tipo de aperos de labranza de época antigua, utensilios de matanza, todas las “medidas”, objetos de cocina, barreños, aguaderas, aceiteras, ropas y trajes antiguos, enaguas, peleles, herramientas de labranza. Ubicado en una vivienda particular, está un poco apartado del pueblo, por la carretera de Gómara.

subir_1

Free Sitemap Generator