Menu
A+ A A-

La Soldadesca de Iruecha

La Soldadesca de Iruecha ©www.iruecha.com

Fiestas declaradas de Interés Turístico

IRUECHA

El Rosario de los Faroles completa esta celebración

Única celebración de moros y cristianos en la región


La pequeña localidad de Iruecha, situada en el último confín del sureste soriano, detenta una de las tradiciones más originales de la provincia: La Soldadesca, vistosa versión de las luchas de moros y cristianos y escenas de contiendas civiles del siglo XIX. Única celebración de este tipo en Castilla y León, fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en 1991.

En muchas regiones de España han existido y existen fiestas de Moros y Cristianos, destacando, sobre todo, las que se celebran en Levante y Aragón. Pero en Soria y Castilla y León, desde luego, no existe ningún otro ejemplo como el de Iruecha. Sin embargo, las llamadas "soldadescas", que emulan las contiendas civiles en la España del siglo XIX, han existido en mucho pueblos y todavía se recuerdan en Soria capital, Morón de Almazán, Medinaceli, Romanillos de Medinaceli o, incluso, Vinuesa, durante algunos episodios de la Pinochada.

 

subir_1

Galería Fotográfica

La Soldadesca de Iruecha

Danza de las espadas

Ondeo de pendones

El Rosario de Faroles de Iruecha

 

 

subir_1

 

Banderas y batallas

El tercer sábado de agosto (en torno al día 20) por la tarde se organiza la llamativa Soldadesca. Todo comienza en la entrada de Iruecha, junto al peirón que contiene la imagen de la Virgen de la Cabeza. Hombres vistosamente uniformados, a la manera árabe y cristiana medieval (menos un contingente de infantería cristiana que viste a la napoleónica), se concentran provistos de armas y grandes pendones o banderas multicolores que ondean al viento.

Después, ambos bandos se separan y desfilando por rutas diferentes se dirigen a las eras de las afueras. Allí, tras ondear de nuevo los grandes estandartes, comienza una representación que recuerda lances de la antigua Reconquista. Así, las tropas moras que cercan el lugar, envían un emisario exigiendo la rendición de la plaza, envite que es rechazado por los cristianos. Tras la inevitale batalla, la victoria se decanta del lado cristiano gracias a la intervención de un ángel enviado por la Virgen. Tras su derrota, las huestes moras se convierten a la fe cristiana.

Todo se desarrolla siguiendo los textos de un libreto original que recitan personajes de uno y otro bando. Tras la escenificación, el público disfrutará de una alocución final, una especie de entremés o divertida sátira que protagoniza al alcalde de la localidad. Más tarde tendrá lugar el baile de las espadas, protagonizado esta vez por las mozas del pueblo ataviadas con el traje regional.

El Rosario de Faroles

Al día siguiente, tras la misa mayor, el volteo de campanas arropa la salida del templo en procesión de la Virgen de la Cabeza. Recorrerá de nuevo las calles de Iruecha precedida, como la víspera, por los portaestandartes que repetirán con energía el ondeo de banderas. Para finalizar, tendrá lugar el baile de las espadas, protagonizado esta vez por las mozas del pueblo ataviadas con el traje regional.

Pero el día no termina sin antes celebrar el Rosario de Faroles, un impactante espectáculo nocturno que recorre las calles de la localidad y las eras circundantes. Una nutrida comitiva portando antiguos faroles de vidrio coloreado escolta la imagen de su patrona, La Virgen de la Cabeza, que es transportada en andas dentro de un baldaquino iluminado. Al frente de la procesión orante, con principio y fin en la amplia iglesia de San Juan Bautista, figuran los portaestandartes y las insignias de los Mayordomos de las cofradías de la localidad.

• www.iruecha.com/rosario-de-faroles

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator