Menu
A+ A A-

Tierras de Berlanga

Berlanga de Duero Villa de Rello Castillo de Gormaz

Comarcas

Rico patrimonio en la antigua frontera del Duero


• Los municipios
• Patrimonio cultural

 

La Comarca de Berlanga se extiende desde los páramos de Barahona hasta la sierra de Ayllón, y desde el Duero hasta la sierra de Pela, evolucionando el paisaje progresivamente de norte a sur: del suave verdor de los terrenos próximos al Duero, a los paisajes duros de Barahona y las tierras rojizas de Ayllón. Surcados los altos páramos por los afluentes, a menudo encañonados, del Duero, ven suavizada su rudeza por las vegas donde se asientan los pueblos de la zona. 

La ribera del Escalote ofrece ya unas llanuras más amplias, pese al agudo estrechamiento con que corta la mole en que se asienta el castillo de Berlanga de Duero. Los parajes más septentrionales de esta región están dominados por el impresionante cerro fortificado de Gormaz, visible desde numerosos lugares. Ambas fortalezas, junto a las villas fortificadas de Retortillo y Rello, dan cumplido testimonio del pasado histórico de la comarca.

 

subir_1

 


 

Patrimonio de la Comarca de Tierras de Berlanga

  • Abanco
  • • Iglesia de San Pedro
  • • Casa Palacio
  • • Atalaya musulmana
  • Aguilera
  • • Iglesia de San Martín
  • • Lagares y bodegas
  • Andaluz
  • • Iglesia de San Miguel Arcángel
  • • Ruinas del castillo de Andaluz
  • • Puente romano
  • • Ermita de la Virgen de la Calle
  • Arenillas
  • • Iglesia de San Cipriano y Santa Justina
  • • Fuente romana
  • • Casa solariega del Curato
  • • Ermita de San Martín
  • Bayubas de Abajo
  • • Iglesia de la Asunción de la Virgen
  • • Ermita de Santa Águeda
  • • Ruinas atalaya musulmana
  • • Museo del cántaro
  • Bayubas de Arriba
  • • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
  • • Ermita de la Virgen del Carmen
  • Berlanga de Duero
  • CONJUNTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO
  • • Urbanismo medieval
  • • Castillo de Berlanga de Duero
  • • Colegiata de Berlanga de Duero
  • • Hospital y palacio señorial
  • • Rollo gótico
  • • Convento de Paredes Albas 
  • • Espacioberlanga-Torre del Palacio de los Duques de Frías
  • • Centro Escalote
  • Bordecorex
  • • Iglesia de San Miguel Arcángel
  • • Atalaya de Torre Vicente o Torremocha
  • • Museo La Escuela del Ayer
  • Brías
  • • Iglesia de San Juan Bautista
  • • Palacio de Brías
  • • Ermita de Nuestra Señora de la Calzada
  • Caltojar
  • • Iglesia de San Miguel Arcángel
  • • Atalayas árabes de La Veruela, Ojaraca y Quiñón
  • • Ermita de la Virgen de la Soledad
  • Casillas de Berlanga
  • • Ermita de San Baudelio
  • • Iglesia de San Juan Bautista
  • Fuentepinilla
  • • Iglesia de San Juan Bautista
  • • Palacio de los Condes de Aguilar
  • • Picota
  • • Puerta amurallada de la Villa
  • • Puente de Las Cabras
  • Gormaz
  • • Castillo de Gormaz
  • • Ermita de San Miguel
  • • Iglesia de San Juan Bautista
  • • Ruinas de la ermita de Santiago
  • • Rollo de sillería
  • • Puente romano
  • La Riba de Escalote
  • • Iglesia de San Miguel
  • • Ermita de San Hipólito
  • • Atalaya de El Melero
  • Lumías
  • • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
  • Morales
  • • Bodegas y lagares
  • • Iglesia parroquial
  • • Frontón de pelota de sillería
  • • Restos de la atalaya de Vadorrey
  • Paones
  • • Iglesia en ruinas de San Pedro Apóstol
  • • Ermita de Nuestra Señora del Parral
  • • Atalaya
  • Rello
  • CONJUNTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO
  • • Muralla y castillo
  • • Rollo jurisdiccional de hierro
  • • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
  • • Atalaya Torre Tiñón
  • • Ermita de las Angustias
  • Retortillo de Soria
  • • Conjunto amurallado
  • • Iglesia de San Pedro
  • • Casas blasonadas
  • • Ermita de San Miguel
  • Valderrodilla
  • • Iglesia de San Pedro de Antioquía
  • • Puente romano
  • Villanueva de Gormaz
  • • Castillo de Gormaz
  • • Iglesia de San Pedro
  • • Ermita del Santo Cristo

 

subir_1

 

Tierras de Almazán

Puerta medieval de Almazán Plaza Mayor de Morón Iglesia de Barca

Comarcas

Donde el Duero elige Castilla


• Los municipios
• Patrimonio cultural

 

En Tierras de Almazán inicia el Duero, el río de oro de los pueblos antiguos, la recta que lo conducirá fuera de la provincia de Soria para regar, generoso, las tierras de Castilla. El paisaje se despliega en llanos abiertos y sierras de escaso relieve de tierras ocres, dedicadas al cultivo cerealista, que despliegan según las estaciones variados tonos de color. Es la única comarca que no limita con otra provincia, pues su territorio ocupa el centro de Soria, al que se accede desde la capital atravesando inmensos pinares de repoblación, no por eso menos imponentes.

La población más notable, y capital de la comarca, es Almazán, cuya localización geográfica hizo de ella importante plaza fuerte árabe en territorio conquistado por Alfonso VI de León y Castilla, aunque posteriormente fuera derruida y repoblada en el año 1128 por Alfonso I de Aragón, llamado el Batallador. Su máximo esplendor le llegó de las manos de los Reyes Católicos, cuya corte se instaló en la villa en varias ocasiones. Aún conserva tres puertas monumentales de su recinto amurallado medieval, además de contar con una joya del románico en la iglesia de San Miguel, que comparte escenario en la Plaza Mayor con el palacio gótico-renacentista de Altamira.

La panorámica histórica y artística de la comarca proseguiría, ya fuera de Almazán, por las localidades de Barca, Villasayas y Morón de Almazán. Las dos primera cuentan con sendos templos que disponen magníficas galerías porticadas románicas, mientras en Morón destaca su monumental plaza Mayor, eminentemente castellana, y la iglesia con el sepulcro de los Mendoza, familia de gran influencia en la Corte castellana.

 

subir_1

 

subir_1

 


 

Patrimonio de la Comarca de Almazán

  • Adradas
  • • Iglesia de Santa Eulalia de Mérida
  • Alentisque
  • • Iglesia de la Asunción
  • • Ruinas de la ermita
  • Almazán
  • • Iglesia de San Miguel
  • • Palacio de los Hurtado de Mendoza
  • • Antigua iglesia románica
  • • Ermita de Jesús Nazareno
  • • Iglesia de Santa María
  • • Iglesia de San Pedro
  • • Iglesia Señora del Campanario
  • • Muralla
  • • La Puerta de Herreros
  • • La Puerta del Mercado
  • • La Puerta de la Villa
  • • Parque de la Arboleda
  • Barca
  • • Iglesia de Santa Cristina 
  • • Ermita de la Virgen de la Soledad
  • • El Rollo o picota 
  • • Museo etnográfico 
  • • El Torrejón 
  • Borjabad
  • • Iglesia de La Asunción
  • • Ermita de Nuestra Señora de Velacha
  • Coscurita
  • • Iglesia de San Cristóbal
  • Escobosa de Almazán
  • • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
  • Frechilla de Almazán
  • • Iglesia de San Pedro Apóstol
  • Maján
  • • Iglesia de la Inmaculada Concepción
  • Matamala de Almazán
  • • Iglesia de la Inmaculada
  • • Antigua fábrica resinera
  • • Museo de la resina
  • • Aula de la Naturaleza Río Izana
  • Momblona
  • • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
  • • Rollo o picota
  • Morón de Almazán
  • • Plaza Mayor de Morón de Almazán
  • • Iglesia de la Asunción
  • • Palacio de los Mendoza
  • • Concejo de Morón
  • • Rollo jurisdiccional
  • • Ermita de Nuestra Señora de los Santos
  • Nepas
  • • Iglesia de San Adrián
  • • Ermita de la Virgen de los Santos
  • Nolay
  • • Iglesia de San Clemente
  • • Ermita de la Virgen del Pilar
  • • Antiguo lavadero y fuente
  • Soliedra
  • • Iglesia de la Asunción
  • • Ruinas del castillo de Soliedra
  • Taroda
  • • Iglesia de San Esteban Protomártir
  • • Ermita de San Roque
  • • Portada renacentista siglo XVI
  • Velamazán
  • • Palacio de los marqueses de Velamazán
  • • Iglesia de la Santa Cruz
  • • Ermita de San Sebastián
  • • Ermita de la Virgen de la Dehesa
  • Velilla de los Ajos
  • • Desploblado de Borque
  • • Iglesia de San Pedro
  • Viana de Duero
  • • Iglesia de San Bartolomé
  • Villasayas
  • • Iglesia de la Asunción
  • • Ermita de la Soledad
  • • Ermita de San Cristóbal

 

subir_1

 

Tierras Altas

Por la Ruta de las Icnitas Por donde pastan las merinas Casa Palacio de Narros

Comarcas

Icnitas en el corazón de la poderosa Mesta


• Los municipios
• Patrimonio cultural

 

Tierras Altas se extiende al norte de la provincia de Soria. Comarca serrana, de formas ya muy gastadas por la acción erosiva, abarca las tierras que fueron antiguo patrimonio de la todopoderosa Mesta. Aunque hoy, aquellos ecos de siglos compiten con otros mucho más remotos, de millones de años atrás: las icnitas, las huellas fósiles de dinosaurios. Más de una docena de yacimientos de icnitas se distribuyen por Tierras Altas, siendo hoy uno de los atractivos turísticos de la zona.

Desde la parte oriental de la sierra Cebollera, hasta las estribaciones más occidentales de las sierras del Madero y del Almuerzo, ocupando la zona central de los antiguos montes Idúbedos se dilatan las tierras montuosas de la Mesta, hallando su posible centro en los relieves de Oncala. Antiguos hayedos, robledales y encinares, hoy en regresión, aparecen sumergidos entre los buenos pastos de agostadero que propiciaron la cría de rebaños de ovejas merinas trashumantes.

Además de pastos, las altas Tierras de Magaña, de Yanguas, de San Pedro Manrique y de Oncala dan nacimiento a aguas tributarias del Ebro. Así, los ríos Cidacos, Linares y Alhama acercan la Sierra a las planicies agrícolas de la Rioja baja y de la Ribera navarra. 

La repoblación tuvo lugar casi un siglo después de la reconquista de la Sierra (en el año 926) por el rey García de Navarra. Siglo de inquietud a causa de las correrías bélicas de los musulmanes, al que sucedería una época más tranquila al situarse la frontera en el Duero. Repoblada la Sierra, comenzaría una etapa de prosperidad económica a la que no fue ajena la presencia de comunidades judías. Pastos y merinas harían la riqueza de la comarca. 

 

subir_1

 

subir_1

 


 

  • Patrimonio de Tierras Altas

  • • Los Reyes Católicos alentaron el desarrollo de la Mesta, favoreciendo siempre sus derechos sobre los de los agricultores. Prohibiendo el cercado de tierras comunales y autorizando la tala de bosques, permitieron la creación de grandes pastizales. Consecuencia de estas medidas fue el que las sierras sorianas albergaran unos cuatro millones de ovejas a principios del siglo XVI. Este favoritismo real tenía una explicación muy sencilla: la afluencia de dinero que la Mesta procuraba a la Corona, mediante impuestos pagados por todos los ganaderos.
  •   
  • • El poderío de la Mesta y, en consecuencia, de la ganadería soriana, se mantuvo hasta las desamortizaciones del siglo XIX. Su efecto fue muy negativo. Cuando se disolvió la asociación ganadera, las desamortizaciones acabaron con numerosos terrenos comunales, dando origen a un dramático minifundio y al inicio de la intensa emigración de la comarca y de la provincia entera.
  •   
  • • Testimonios de aquella pasada grandeza, ligada al poder de la Mesta, son las casonas edificadas por los ganaderos en Magaña, Oncala, Yanguas, San Pedro Manrique, Narros o Almajano, destacando los gigantescos dinteles en las casonas de estas dos últimas localidades. En todas estas poblaciones abundan los escudos blasonados, la piedra de sillería y la rejería.
  •   
  • • Monumentos importantes y especiales de la Sierra son los restos del castro celta de Castilfrío, que atestiguan la dedicación ganadera de sus habitantes desde hace más de 2.000 años, la iglesia románica de Cerbón, la iglesia almenada de Valtajeros, los castillos de Magaña, San Pedro Manrique y Yanguas, y la torre románica de esta última villa.
  •   
  • • Oncala, epicentro de la comarca, cuenta con una importante colección de tapices, tejidos sobre cartones de Rubens, y de casullas bordadas de seda y oro. Su tradición ganadera, que sirvió de modelo para las reglas de la Mesta, le dio suficiente riqueza como para crear uno de los mejores conjuntos arquitectónicos de las montañas peninsulares. Es muy notable la rejería que decora los muros de sus casas ganaderas, edificadas en piedra de sillería. También de hierro forjado están fabricadas las elegantes cruces que se orientan hacia la iglesia depositaria de los antes mencionados tapices. Otra muestra de su bella arquitectura popular es el frontón, de sillería, rodeado de una plácida alameda.

 

subir_1

 

Tierra del Valle

Estampa de El Valle Los colores del Valle Sotillo del Rincón

Comarcas

El valle del Tera y el Razón, "la Suiza soriana"


• Los municipios
• Patrimonio cultural
• El Tera y el Razón

 

La comarca tiene forma de valle abierto, con suaves pendientes cubiertas de hayas y robles, salpicados de vez en cuando por sauces y fresnos. La blancura de sus pueblos, el modo de hablar y algunas costumbres recuerdan aires de Andalucía, importados por ganaderos y pastores de la trashumancia.

La zona fue en otra época lugar de descanso y refresco de la nobleza soriana, como se puede observar en la cantidad de palacios y castillos de sus pueblos. La construcción popular diferencia dos tipos de casas: la típicamente serrana, propia de núcleos de población pequeños, y la casa de entramado, característica de los lugares que han gozado de importancia a través de los años. Las primeras se encuentran en zonas próximas a las montañas; las otras, en asentamientos localizados en andanadas o en laderas soleadas.

 

El río Tera

Remontando el curso del río Tera son lugares de mención Chavaler, con su iglesia del siglo XVIII y los lavaderos de lana de los condes de Fuerteventura, y, antes de llegar a Gallinero, la casa fuerte de San Gregorio, protegida por almenas y cuatro torres cilíndricas defensivas de esquina. El marqués del Vadillo dice que fue construida en 1461 por Diego López de Medrano, dueño del mayorazgo fundado en 1394 por Catalina Rodríguez de Medrano. Durante el siglo XVI se añadió a la casa una iglesia y un convento, construidos por Francisco de la Piedra, maestro de cantería. El conjunto arquitectónico se conserva en buenas condiciones, gracias a una restauración reciente.

Gallinero, por su parte, ofrece uno de los pocos restos del gótico civil de la provincia y un camino hasta Garagüeta, uno de los acebales más importantes de Europa. Otro bosque espléndido, ahora robledal centenario y sólido, nos espera en el entorno de los Santos Nuevos, ermita de Almarza. En esta bella localidad destacar la iglesia de Santa Lucía, bella muestra del gótico soriano; la ermita de la Soledad o la Casa Palacio de la Familia Montenegro, que ponen telón de fondo a la tradición del Traslado del Arca, evento que rememora un contencioso secular mantenido con la vecina localidad de San Andrés de Soria.

El río Razón

El otro río y pequeño valle de la comarca es el Razón, por antonomasia El Valle, nombre que refleja los verdes prados e importantes extensiones de fresnos, álamos y chopos que pueblan todos sus rincones. Tera guarda el acceso al Valle. Antiguamente fue centro neurálgico de la cabaña de ganado trashumante de los marqueses del Vadillo. Su palacio, de hermosas ventanas góticas de finales del siglo XV, contrastaría sin duda con las dependencias que se utilizaban para esquilar, lavar y secar las lanas, y con los almacenes donde se guardaba ya limpia, seca y seleccionada. En Valdeavellano, su iglesia guarda valiosos retablos de Tierno el Mozo, y en el castillo de las Espinillas, por encima de una ermita, subsisten restos de un castro celta o celtíbero que ocupa una buena extensión.

Más hacia la sierra Cebollera se encuentra Molinos de Razón, formidable mirador del Valle, rico en fuentes, prados y huertas, con caseríos de piedra viva enjalbegada de cal. Qué decir de Sotillo del Rincón, enclave de magnífico sabor indiano tanto en fuentes como en caserones. O Villar del Ala, el otro mirador del Valle, antiguo enclave como atestigua su menhir-estela ahora expuesto en el Museo Numantino. 

 

subir_1

 

 

subir_1

 


 

  • La mantequilla, patrimonio de El Valle

  • • La comarca ha concentrado tradicionalmente una importante densidad de ganado de ordeño, por lo que no es extraño que de ella procediera la fórmula de la mantequilla azucarada, hecha a base de manteca de vaca, azúcar y agua. La mezcla se bate, con energía y paciencia a raudales, con el manzadero o manzador, útil habitual en este menester, hasta que los ingredientes se homogeinizan a la perfección. 
  •   
  • Una vez batida, la mantequilla se introduce en una manga de pastelería con boquilla y, sobre un papel parafinado, se forman con ella bloques que habrán de guardarse en lugares frescos. En la actualidad, la fabricación de mantequilla azucarada ha pasado al monopolio casi exclusivo de las confiterías de la capital.

 

subir_1

 

Tierra del Burgo

Cañón del río Lobos Catedral de El Burgo de Osma Calatañazor

Comarcas

Ríos de Historia y naturaleza plena


• Los municipios
• Patrimonio cultural

 

La Tierra del Burgo, bañada por el río Milanos, el Abión y el río Ucero, está intensamente marcada por la Edad Media, con importante patrimonio histórico monumental. Nació la villa de El Burgo como un barrio de Osma -la Uxama arévaca y Uxama Arguelae romana- en la vega del Ucero, pero pronto superó en importancia a su ciudad madre, atrayendo hacia sí la episcopalía que ella ostentaba desde el siglo VI.

El río Ucero no es ya a estas alturas de su curso el río áspero y limpio que discurre unos kilómetros más al norte, a la altura del pueblo de su mismo nombre, a medio camino entre El Burgo y San Leonardo. La villa de Ucero es lugar de confluencia, precisamente, de sus aguas con las de otro de los ríos más famosos de la provincia: el Lobos, cuyo curso torrencial ha ido excavando en el terreno calizo, cubierto de pinos y sabinas, un profundo cañón de escarpadas laderas. Allí, en una de las hoces que forma el río Lobos, encontramos la singular ermita de San Bartolomé, resto de un antiguo convento de Templarios.

Desde El Burgo de Osma, y hacia el oeste, el paisaje de la comarca se transforma en el típico cerealista castellano. Explotaciones de secano, ocres y marrones en invierno y con un abanico inabarcable de tonalidades, del verde brillante al amarillo pajizo, conforme las cosechas maduran en primavera y estío. Pequeños oteros completamente deforestados y algunos rodales de encinas y robles, que diríanse sembrados a voleo y con escasez, rompen de vez en cuando la total monotonía de este paisaje.

El río Milanos por su parte arropa a Calatañazor, sonoro nombre que delata lugar privilegiado en la historia de la Reconquista. Entre leyendas y realidades, desde sus medievales muros el Valle de la Sangre sigue recordando, mil años después, el ardor guerrero de cristianos y musulmanes. 

Espeja de San Marcelino y Espejón adquirieron renombre por sus yacimientos de mármol jaspeado, mármol que sirvió en las construcciones de los Reales Sitios y en la del púlpito de la catedral de El Burgo de Osma, entre otros monumentos. Los elementos artísticos más sobresalientes del monasterio de Espeja fueron los sepulcros de jaspe y alabastro de los Avellaneda –hoy en el Museo de Escultura de Valladolid–, bienhechores del citado monasterio.

 

subir_1

 

media_sombra

 

subir_1

 


 

  • Patrimonio de El Burgo de Osma

  •  Aunque en un principio El Burgo de Osma fue sólo un pequeño núcleo de la burguesía medieval, pronto superó en importancia a su ciudad madre, Osma, atrayendo hacia sí la episcopalía que ella ostentaba desde el siglo VI. San Pedro de Osma, o San Pedro de Bourges, levantó en El Burgo la primera catedral, románica, a principios del siglo XII, de la que sólo se conservan algunos capiteles. Un siglo después otro prelado, don Juan Domínguez, pondría en marcha la construcción de la actual catedral gótica, concluida en lo fundamental en 1331, aunque posteriormente se le añadieran el claustro, gótico tardío, y la torre de estilo barroco.
  •   
  • • Junto a su catedral, considerada por muchos como el mejor monumento soriano, El Burgo de Osma cuenta también con otros importantes monumentos, como la antigua universidad de Santa Catalina, el hospital de San Agustín y el palacio del Obispo. La calle Mayor y la plaza Mayor, ambas porticadas, fueron durante siglos el centro de transacciones de la comarca, y el mercado de los sábados constituía el centro de referencia de toda la Ribera Baja. Porque El Burgo de Osma, en palabras de Dionisio Ridruejo, siempre ha sido «plaza comercial de algún relieve, próspera en los tiempos en que bajaba aún por aquí gran parte de la madera pinariega que luego se llevó el ferrocarril».

 

subir_1

 

Free Sitemap Generator